Cuando queremos encarar una estrategia digital, solemos no saber por dónde comenzar. Hay demasiada información, herramientas, y cada empresa realiza acciones distintas.
Nos recomiendan estar en Facebook, Instagram, etc. Pero ¿estas son las primeras acciones que debemos realizar?
Si estás planificando poner en marcha una estrategia en el mundo online, ten en cuenta estas claves:

errores-estrategia-de-contenidos-Teresa-Alba-MadridNYC

Elegí una estrategia concisa. No quieras estar en todos lados: Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, tener un blog. ¿Por dónde comenzar? Conviene elegir dos o tres acciones que tengan relación entre sí, y no querer abarcar todo. Por ejemplo, comenzar con campaña de publicidad en Facebook, desarrollar una landing page –aquella página a la que llega el usuario luego de haber hecho click en un enlace o banner – y hacer (al menos) una publicación al mes en Instagram.


No pensar solamente en ventas. Siempre que encares una estrategia digital, estas pensando en acciones que ayuden a aumentar tus ventas o conseguir nuevos clientes. Pero no siempre es la mejor estrategia. Las personas quieren vivir EXPERIENCIAS. Ofréceles información de lo bien que la pueden pasar, del sol en tu paraíso, de la vista,de lo que no se puede ver en una foto (la brisa, los aromas, etc). Esto ayudará a que se imaginen allí en tu posada y quieran contactarte inmediatamente.


No hagas un sitio web con demasiada información. Tus clientes no van a pasar más que unos minutos en tu sitio web (si es que siquiera entran). Por eso, tienes que ser lo más preciso posible en tu comunicación. Se recomienda realizar sitios One Page (de una sola página), para evitar que tu cliente tenga que hacer muchos clics para encontrar lo que busca.


La estrategia digital debe ser multiplataforma. Tanto la publicidad, tu sitio web y tus publicaciones en Instagram deben visualizarse de manera eficiente en dispositivos móviles (teléfonos celulares y tabletas). El 55% de la gente los va a ver a través de ellos. Céntrate en que el tamaño de letra sea legible, las imágenes grandes y los botones sean fácilmente para hacer click.


Permití a tus clientes y potenciales clientes elegir cómo quieren contactarte. Dales todas las opciones, y que ellos elijan como contactarte: por teléfono, e-mail, formulario de contacto y chat online. Idealmente, deberían estar en la primera pantalla de tu sitio web.


Ninguna estrategia de marketing es efectiva sin un buen seguimiento. Asegúrate de tener a alguien que responda rápido a las consultas. La velocidad y simpleza de las respuestas son clave para la venta. Vas a tener que reaccionar más rápido que a una venta tradicional. Si no tienes un buen seguimiento de ventas, no hay estrategia digital que sea efectiva.


Realizar acciones a corto, mediano y largo plazo. El futuro está en lo digital. Si bien conviene empezar con estrategias apuntadas a corto plazo para ver resultados concretos y confiar en lo digital, no olvides que, al igual que con tu estrategia general, tienes que apostar al largo plazo. Hay inversiones que no van a tener un retorno inmediato, pero el futuro va a pasar cada vez más por lo digital. No puedes quedarte afuera. ¡Aprovecha y posicionate en Internet antes que tus competidores lo hagan!